CRÓNICA | Un derbi con todo | CD ILLESCAS 2 – CD TOLEDO “B” 2

A continuación y por cortesía de La Tribuna de Toledo les facilitamos crónica del empate de ayer.

Nada mejor para el espectador para cerrar el año que un derbi como el que ofrecieron el CD Illescas y el CD Toledo B. Tuvo de todo. Un equipo muy sólido y efectivo como el sagreño, también un filial voluntarioso que creó varias ocasiones y que no se rindió hasta el final. Y cómo no, la dosis de polémica que envuelve a todo duelo de estas características capaz de generar opiniones opuestas.
No defraudó, por tanto, un choque que comenzó con los dos equipos respetándose entre sí. La batalla se libraba en el centro del campo y ninguno conseguía presentarse en la meta contraria con claridad. Eso sí, cuando llegó la primera opción clara, se coló en la jaula. Un ataque del CD Illescas acabó en las botas de Jesús Jiménez, quien ejecutó una bonita acción individual para soltar un latigazo raso y ajustado al palo al que no pudo llegar Víctor.
Con el 1-0, el cuadro blanco le concedió cierto espacio al contrario. O los verdes lo tomaron sin preguntar. Más allá de las razones, las consecuencias fueron las imprescindibles paradas de Josep para mantener con ventaja a los suyos. Primero un error en un costado permitió a los visitantes servir al corazón del área, donde Adri tiró raso y el cancerbero sacó una buena mano. Un minuto después, en una jugada similar, el balón pasado lo recogió Acuña y otra vez el portero puso el guante para evitar el tanto de la igualada.
El Illescas durmió entonces el choque, lo que provocó una desconexión temporal en los de Cano. No duró eternamente y se reactivaron en el tramo final del primer acto. Así, Gabri ganó la línea de fondo y a su servicio no llegó Adri porque la zaga se adelantó. De nuevo el ariete visitante se convirtió en asistente en la mejor ocasión, con un pase interior que Saiz no pudo transformar en el 1-1 porque Josep estuvo rapidísimo para taparle en el mano a mano.
Si el primer acto mostró a un equipo muy efectivo y a otro al que le costó marcar sus ocasiones, la reanudación trajo exactamente lo mismo. Esta vez tardó menos en ver puerta un Illescas que vive en un estado de confianza infinita en su campo. Una pérdida de Hakim acabó en los pies de Helmer, de los mejores sobre el césped, quien condujo hasta que encontró el momento preciso de asistir a Corrales. El pase al espacio lo aprovechó el extremo para batir a Víctor, que tocó su remate pero no pudo desviarlo lo suficiente.
Parecía la sentencia, pero todavía quedaba mucha película por delante en el Municipal. Cano movió pronto el banquillo en busca de soluciones y su equipo reaccionó para meterse de nuevo en el partido. Otra vez Gabri, esta vez tras una pared dentro del área con Adri, ejecutó un disparo franco que se le fue alto.
El filial todavía estaba vivo, pero el Illescas pudo sentenciarlo en una jugada de Jesús Jiménez que pudo ser sancionada como penalti. El delantero salió trastabillado dentro del área pero el colegiado no lo pitó. Tampoco le sancionó después al delantero con la segunda amarilla por una falta sin balón en el centro del campo que pudo dejar a su equipo con diez.
Poco a poco, los sagreños se fueron llevando el choque a su terreno y el CD Toledo se motraba cada vez más impreciso. Sólo los ramalazos de hombres como Héctor Maqueda o Saiz trataban de crear cierto peligro en el campo de los de Emilio López, muy sólidos durante casi todo el envite.

Expulsión y vuelco. Así se llegó a un tramo final marcado por la expulsión. A falta de seis minutos, en el inicio de una jugada de ataque verde, Ortega se vio desequilibrado por un futbolista capitalino y reclamó falta; el colegiado no la pitó pero, acto seguido, el lateral se excedió al parar a Hector en la línea de fondo y le mostraron la roja.
La expulsión descolocó a los sagreños y envalentonó a los toledanos, que se metieron en el envite gracias a un error de la defensa local; Gonzalo Saiz aprovechó el regalo para, tras driblar a Josep, anotar el 2-1. El estado de nervios le pasó factura al Illescas en el descuento, cuando un córner con varios rechazos lo resolvió Gabri en boca de gol firmando el empate. Aún pudo completar la remontada Raúl Payo, pero su cabezazo salió por encima del larguero echando el cierre a un derbi que tuvo de todo.DSC_0077

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s